Kingston DataTraveler Ultimate G2

Las nuevas generaciones de pendrive con interfaz USB 3.0 van a cambiar la forma en que entendemos el uso de este tipo de dispositivos. Sus nuevos niveles de rendimiento a precios asequibles hacen que nuestro concepto de almacenamiento interno y externo cambie de forma notable. Estos dispositivos se convertirán en una herramienta de apoyo de alto rendimiento mas que en un medio auxiliar donde almacenar algunos datos que queremos trasladar a otros dispositivos.

Un buen ejemplo nos lo da esta unidad USB 3.0 de segunda generación de Kingston al que ya solo le hace falta un chipset con soporte nativo para que pueda desarrollar todo su potencial.

Los pendrive o unidades flash con interfaz USB 2.0 han tenido en su gran mayoría un alcance muy limitado en cuanto a rendimiento se refiere. Un funcionamiento secundario para guardar algunas fotos, documentos o llevarnos algún archivo para reproducir en la consola o televisor. Esta nueva generación de unidades flash van mucho mas allá con posibilidades tales como instalar sistemas operativos completos o ser un medio de almacenamiento mas de trabajo para ejecutar aplicaciones que requieran buenos niveles de velocidad y que podamos llevar a donde queramos.

El DT Ultimate G2 es la ultima generación de unidades flash de kingston. Es un pendrive capaz de desarrollar velocidades de 100MB/s de lectura y hasta 70MB/s de escritura. Cuenta con tres opciones de capacidad: 16, 32 y 64GB y precios que van desde los 50 Euros hasta los 130 Euros pasando por los 69 Euros que cuesta el modelo de 32GB.

Todos los dispositivos USB 3.0 pueden ser utilizados en puertos USB 2.0 así que no tendremos limitaciones funcionales. Únicamente tendremos limitaciones de velocidad intrínsecas a la capacidad del bus que en el caso del USB 2.0 son unos 30MB/s reales. Estas unidades duplican esa velocidad e incluso la triplican en lectura.

El formato del DataTraveler G2 es el de un pendrive USB sólido, de tamaño medio con acabados en aluminio, con una tapa que se puede colocar en su parte posterior cuando estamos usándolo y también una ranura lo suficientemente grande como para poder colgarlo de un llavero.

Este tipo de unidades de ultima generación nos permitirán, sobretodo cuando los chipsets integren el soporte USB 3.0 de forma nativa, a una nueva generación de usos. Podremos cargar sistemas operativos y ejecutarlos sin depender de otras unidades a unas velocidades sorprendentes que igualan a las de los primeros discos SSD, o también ejecutar aplicaciones portables que requieran un gran consumo de recursos de velocidad de almacenamiento o también trabajar con ellos como un medio ultrarápido para realizar backups y recuperaciones o porque no también usarlos como medio de almacenamiento para trabajar con video de alta definición. Cuando disponemos de una velocidad de este tipo los abanicos se abren y las posibilidades se multiplican.

Hemos realizado algunas pruebas de rendimiento. Según vayamos recibiendo mas unidades con este nuevo interfaz podremos ir comparando la evolución de rendimiento de los distintos modelos. De momento estas pruebas nos servirán de referencia para futuras pruebas. Hemos realizado el contraste de rendimiento en dos maquinas, portátil y sobremesa, para asegurarnos de que los resultados son homogéneos

Esta unidad de análisis que hemos recibido, modelo de 64GB, ha tenido un gran uso desde que entro en el laboratorio. Ha sido mi medio personal de almacenamiento mas versátil. Instalando en el varias aplicaciones portables, dos maquinas virtuales (por ejemplo Vmware con Pocket ACE) y configurado como disco de arranque para Acronis trueimage 2011 esta unidad se ha convertido en pocos días en una herramienta imprescindible.

Con espacio para un par de imágenes que solemos usar para las diversas pruebas de sistemas que realizamos y con el soporte de Acronis de USB 3.0 logramos transferencias de sistemas operativos en tiempo récord y de una forma tan manejable que nuestras unidades de 2.5” parecen de la prehistoria. Cierto es que 64GB tienen sus limitaciones pero bien estructurado tendremos una herramienta prácticamente imprescindible que nos permite llevar nuestras principales aplicaciones de trabajo encima, sistemas operativos incluidos, con velocidades realmente sorprendentes con las que no se echan de menos un disco duro tradicional y encima utilizable en cualquier ordenador tenga o no USB 3.0.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Kingston y etiquetada , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s