ASUS TuF P67 Sabertooth B3

El P67 se ha convertido en los últimos días en el patito feo de los chipsets de Intel. En un chipset a medio camino de nada pero que personalmente creo que ofrece la solución ideal para los que seguimos pensando en montar equipos potentes con componentes de ultima generación y buenos niveles de overclocking. Hoy os presentare una de las opciones más interesantes del mercado y montaremos una pequeña máquina para ver de lo que es aun capaz el P67 en la configuración adecuada.

ASUS tiene con este modelo una de las placas P67 más interesantes del mercado. Una placa bien equipada con capacidad para los montajes más intensivos y con un precio realmente atractivo. Tiene prestaciones novedosas como su polémica “Thermal Armor” que da a esta placa esa imagen tan característica y que es sin duda un reclamo estético más que una prestación que realmente se pueda cuantificar como una mejora fundamental en la refrigeración del sistema.

La placa tiene unos niveles de calidad de fabricación sobresalientes con los ya conocidos estándares de verificación a las que somete ASUS a estas placas logrando certificaciones de especificaciones militares que se traducen en una placa a prueba de bombas en un entorno doméstico. Su imagen agresiva contrasta con un funcionamiento sólido, una bios que es a día un referente a nivel de opciones y acabados (EFI) y un buen conjunto de prestaciones que hacen de esta placa una opción perfecta para los que sepan dónde invertir bien su dinero.

Por menos de 170 Euros tendremos una placa con capacidad de overclocking contrastada, capaz de montar sistemas SLI o Crossfire de primer orden con dos tarjetas y hasta cuatro GPUs simultaneas, con doble controladora USB 3.0 (puertos externos e internos) firmadas por NEC-Renesas, Ethernet Gigabit Intel 82579, sonido HD Audio firmado por Realtek ALC892, múltiples puertos USB 2.0, doble conector eSata (uno de ellos combinado con USB 2.0), puertos PS2 de legado y conectividad de audio digital.

Un montaje sin excesos donde tendremos el soporte común a cualquier procesador Sandy Bridge como son los cuatro bancos de memoria para un máximo de 32GB DDR3 en doble canal, controladora RAID integrada en el chipset con dos puertos SATA 6gbps y otros cuatro puertos SATA 3gbps y otras controladoras añadidas como una Marvell con dos puertos SATA 6gbps adicionales y una controladora Jmicron para dar soporte a los puertos eSata situados en el panel de conectores.

La placa cuenta con alimentación digital de múltiples fases, toda una matriz de sensores de temperatura situados en zonas estratégicas de la placa, se puede complementar su sistema de disipación cerrado con ventiladores activos aunque en nuestras pruebas, en cajas bien refrigeradas, no tendremos problemas serios en este sentido. La placa integra también otros sistemas conocidos de ASUS como el botón MemOK que permite olvidarnos de problemas de configuración de memorias o el sistema ESD que protege la placa de sobretensiones sobretodo cuando conectamos periféricos a la misma tipo dispositivos USB.

 

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Asus y etiquetada , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s